bannerprevenir2

Despliegan unos 900 policías en Bariloche para garantizar la seguridad

Los controles se concentraron en el aeropuerto y en el acceso al Hotel Llao Llao

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Las comitivas que encabezan los viceministros de finanzas de los países que integran el G-20 llegaron ayer a esta ciudad en medio de un fuerte despliegue de seguridad y en un contexto complejo con un conflicto mapuche latente por la ocupación de tierras en el Parque Nacional Nahuel Huapi.

Unos 800 agentes federales de Gendarmería, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura, sumados a 100 adicionales de la policía de Río Negro, conforman el operativo desplegado por el Ministerio de Seguridad de la Nación.

La muerte de un joven y la tensión por el desalojo de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi, a 35 kilómetros al sur de la ciudad, llevaron a reforzar la seguridad, aunque ya estaba previsto un amplio operativo para resguardar la reunión.

Las delegaciones de los países invitados y la argentina, encabezada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, suman más de 200 personas que debatirán temas vinculados a las finanzas y la economía en una reunión cerrada en el emblemático Hotel Llao Llao, que tiene desde hace unos días un fuerte operativo de control de ingreso.

Ayer, en el aeropuerto internacional de Bariloche habían arribado vuelos privados . Pero mayoritariamente las delegaciones llegaron en vuelos comerciales. En la aeroestación se encontraba el primer control de las fuerzas de seguridad a cargo de la PSA, quienes restringían el ingreso desde la barrera de control vehicular.

En la zona oeste de la ciudad, antes de llegar al hotel de la cumbre, se concentraban los dispositivos de seguridad que hasta ayer eran imperceptibles en la zona céntrica. Siete kilómetros antes del hotel, en un cruce de las rutas 82 y la avenida Bustillo, se encontraba el primer control de Gendarmería Nacional, cuya presencia se acrecentaba cerca del Llao Llao, donde se realizaba el último registro a cargo de la PSA.

El hotel elegido para el encuentro, que ha sido sede de la cumbre de Unasur en 2009 y de la V Cumbre Iberoamericana en 1995, tiene una ubicación estratégica para el aislamiento ante posibles manifestaciones o el paso del tránsito, debido a que se ubica en un cerro, luego de transitar una calle de acceso única, con pendiente.

El establecimiento está rodeado por los lagos Moreno y a unos metros, Nahuel Huapi, y no tiene vías alternativas de acceso.

Fuente: La Nación