bannerprevenir2

EDUCAR EN VALORES PARA LA CONVIVENCIA Y LA CIUDADANÍA

“Convivir significa compartir vivencias juntos; convivir es, por lo tanto, encontrarse y conversar, “dar vueltas juntos” (cum-versare). Si conversamos en la escuela, estamos construyendo la convivencia escolar; si lo hacemos en la sociedad, en la ciudad, estamos construyendo la ciudadanía, la convivencia democrática.
Aprender a convivir es una finalidad básica de la educación. Se trata de sumar esfuerzos para dar respuestas favorables, conscientes de que la educación para la convivencia democrática y la ciudadanía, para la igualdad entre hombres y mujeres, la educación intercultural, en definitiva, la educación para una cultura de paz, son desafíos que la escuela no puede obviar si quiere encontrar alternativas, positivas y constructivas, a los problemas escolares y sociales del siglo XXI”.

Pero…¿qué son los VALORES?

“Valores  son lo que suele mover la conducta y el comportamiento de las personas; orientan la vida y marcan la personalidad” (García Mauriño)

– La palabra “valor” remite a “lo que importa”.

– Los valores son las reglas por las que una persona se rige en la vida. Nos marcan una “línea de actuación”.

– Nos impulsan a hacer o no hacer ciertas cosas.

– Los valores están presentes y determinan la mayoría de nuestras decisiones, ya sean pequeñas o muy importantes.

-Todas las personas tienen valores que les ayudan a “orientar  sus vidas”.

Valores  para la convivencia: Serían aquellas  Valores  que, de desarrollarse, facilitarían la relación con  otras personas y aumentarían su nivel de bienestar. Algunos serían: la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la justicia, el diálogo, la paz,…

QUE VALORES  FACILITAN LA CONVIVENCIA:

LA JUSTICIA

LA RESPONSABILIDAD

LA LIBERTAD

LA EMPATIA

LA SOLIDARIDAD

LA TOLERANCIA

EL RESPETO

LA PAZ

LA  INTERCULTURALIDAD

EL DIALOGO

¿QUE Actitudes dificultan LA CONVIVENCIA?

EL INDIVIDUALISMO

El  EGOISMO

LA INTRANSIGENCIA

LA VIOLENCIA

LA INTOLERANCIA

LA COMPETITIVIDAD

LOS PREJUICIOS: racismo, sexismo,..

Algunas claves para educar en valores desde la familia:

– Los educadores debemos tomar conciencia de nuestros valores personales y  de nuestros prejuicios en el momento de relacionarnos con los/las niños/as.

– Darnos más cuenta de cómo influyen nuestros valores y prejuicios en la educación de nuestros hijos/as.

– Actualizar nuestros propios valores para transmitirlos sin miedo y con claridad.

–  Ser conscientes de la importancia de nuestras actitudes y nuestros gestos en relación a “cómo vivir” en presencia de nuestros/as hijos/as.

– Los padres y madres nos presentamos a los/las niños como “modelos de vida”.

–  Los valores para la convivencia se expresan, de forma muy explícita,  en los ESTILOS DE VIDA FAMILIAR: los hábitos, costumbres, tiempo de ocio, participación en la comunidad,….

– Promover en nuestros/as hijos/as comportamientos personales o sociales que les ayuden a conformar  su escala de  “buenos” valores humanos, a desarrollar valores tales como la libertad, la justicia, la tolerancia, la solidaridad,  la ecología,     el respeto, la gratitud, la generosidad,…

– Educar  con NORMAS  que  ayuden a los niños/as  a desarrollar la responsabilidad, el respeto,  la constancia,…

– Animarles a  que personalicen  sus valores reflexionando con una actitud crítica, tomando decisiones y actuando en consecuencia.

¿Qué VALORES PARA LA CONVIVENCIA se pueden animar desde la familia?

LA TOLERANCIA

LA RESPONSABILIDAD

LA EMPATIA

LA SOLIDARIDAD

EL RESPETO

LA PAZ

EL DIALOGO

NO SEXISMO

LA  INTERCULTURALIDAD

LA CIUDADANÍA

Y ¿qué es la ciudadanía?

Etimológicamente la palabra ciudadano proviene del latín civis-civitas. La ciudadanía es la condición que tienen las personas como ciudadanos de un país. Gracias a esta condición, el ciudadano obtiene una serie de derechos civiles (libertades individuales), políticos (participación en la vida pública) y sociales (vivienda, salud, educación) pero también una serie de deberes hacia la sociedad en la que vive (respetar los bienes públicos, pagar impuestos, proteger el medio ambiente y el patrimonio…) que nos convierten en iguales dentro de una comunidad.

Si entendemos la ciudadanía como una actividad, el término ciudadanía hace referencia a un tipo ideal de “buen ciudadano” y a las competencias cívicas  que éste debería tener. Ejerce la ciudadanía el ciudadano que participa activa y responsablemente dentro de su sociedad. En este contexto llamamos cívica a la persona que es buena ciudadana, que se muestra respetuosa con las normas de convivencia.

Fuente: escueladepadresymadresupz.blogspot.