bannerprevenir2

Intento de secuestro frustrado y tiroteo en otro hecho de inseguridad en Caseros

El hecho ocurrió a tres cuadras de la Municipalidad y los atacantes lograron huir.

Una semana después de la madrugada de terror que se vivió en Tres de Febrero, cuando dos intentos de robo culminaron con las muertes del carnicero Manuel Palacios y el diariero Carlos Manduca, el partido de la zona oeste volvió a ser escenario de un nuevo hecho delictivo. Esta vez, varios delincuentes intentaron secuestrar a un contador y se tirotearon con la policía local a pocas cuadras de la Municipalidad de Caseros.

La víctima, un contador de 48 años, recibió heridas leves en la cabeza y fue atendido en el lugar. /Mario Sayes

La víctima, un contador de 48 años, recibió heridas leves en la cabeza y fue atendido en el lugar. /Mario Sayes

El hecho ocurrió pasadas las 20 horas sobre la calle Álvarez Jonte, entre Maestra Baldini y General Hornos. Por allí circulaba a bordo de una camioneta Mercedes Benz Pablo Hernán Castagno, un contador de 48 años, cuando al menos cuatro hombres que se movilizaban en dos vehículos lo interceptaron y lo obligaron a pasarse al asiento del acompañante para seguir camino con él como rehén.

En ese momento, un móvil del Comando de Patrulla de Tres de Febrero advirtió la situación y al acercarse fue agredido a balazos por los delincuentes. Tras un intenso intercambio de disparos, los malvivientes liberaron a Castagno y lograron huiren los dos vehículos en los que habían llegado,

Un orificio de bala sobre la patrulla del Comando de Tres de Febrero que intervino en el hecho. /Mario Sayes

Un orificio de bala sobre la patrulla del Comando de Tres de Febrero que intervino en el hecho. /Mario Sayes

Minutos después, tras un intenso rastrillaje, la policía bonaerenselogró ubicar los dos coches utilizados en el ilícito por los agresores. Mientras uno de ellos fue hallado en el interior del barrio Ejército de los Andes, el otro fue abandonado a pocas cuadras del lugar del hecho.

El contador finalizó con heridas leves en la cabeza producto de algunos golpes recibidos. Por su parte, el personal policial que intervino para frustrar el secuestro resultó completamente ileso.

El pasado jueves 26 de abril un carnicero y un diariero fueron asesinados con una diferencia de apenas horas y de 25 cuadras entre un hecho y otro.

Las víctimas, identificadas como el canillita Carlos Fabián Manduca (49) y el dueño de un comercio de venta de productos de granja, Manuel Antonio Palacio (51), fueron abordadas en dos intentos de robo en una zona que los vecinos definen como muy insegura.

“Nos están matando”, “la ausencia del Estado mata” y “necesitamos seguridad”, fueron algunas de las consignas de la movilización en la que jubilados, padres con chicos y comerciantes del barrio reclamaron justicia horas después de los violentos ataques.

Fuente: Clarín