bannerprevenir2

Cómo evitar que las redes nos entreguen a los ladrones

Durante las vacaciones, suelen aumentar los delitos contra la propiedad. El aumento de robos domésticos temporadas de descanso es una circunstancia que se da cada año, pero que recientemente ha visto en las Redes Sociales una nueva vía para continuar creciendo. En este sentido, las fuerzas de seguridad advierten que la información que, muchas veces inocentemente, proporcionamos en nuestros perfiles sociales puede servir a los ladrones para entrar en nuestra casa.

Así, los ladrones pueden aprovechar la información que aparece en nuestro perfil de Twitter, Facebook o Instagram, entre otros, para saber qué días estaremos fuera, cómo de lejos de casa vamos a estar o qué día volveremos; y aprovechar para desvalijar nuestra casa. Por eso, insisten en una serie de recomendaciones a tener en cuenta, tales como:

1-. No agregar a personas no conocidas en nuestras Redes Sociales, ni siquiera cuando nos envían solicitudes para conectar.

2-. Configurar la privacidad de nuestras cuentas, de modo que sólo nuestros amigos puedan ver nuestras publicaciones.

3-. Tener cuidado con la información que proporcionamos. No dar datos de cuando nos vamos de vacaciones y evitar frases como “nos vemos el día XX”, ya que de esta manera los ladrones pueden saber cuantos días estará nuestra casa vacía

4-.
No publicar fotografías de nuestro viaje hasta la vuelta, especialmente si las publicamos acompañadas de nuestra localización geográfica. De lo contrario, estamos dando mucha información de dónde nos encontramos e indicando que en nuestra casa no hay nadie.

5-.
Vigilar especialmente a niños y adolescentes, ya que son los que más usan este tipo de servicios y pueden proporcionar información relevante sin darse cuenta. De hecho, las fuentes policiales advierten que los adolescentes son los más vulnerables en este sentido, ya que, por un lado son los que más usan las redes y, por otro, debido a su edad no tienen percepción del peligro que puede suponer proporcionar mucha información privada.

Fuente: finanzas.com