bannerprevenir2

Coronavirus: una clínica de Temperley puso candados para evitar que escapen los pacientes

Un paciente del Sanatorio Juncal denunció que no permite abrir ventanas por seguridad. En la provincia de Buenos Aires hubo al menos tres personas que quisieron escapar del aislamiento.

Un centro de salud privado colocó candados en las ventanas de habitaciones destinadas a pacientes con coronavirus. Lo hizo con el argumento de evitar que los enfermos de covid-19 se escapen.

Es cierto que desde que comenzó la pandemia en Argentina hubo varios casos de personas que escaparon, incluso saltando al vacío, en hospitales públicos y privados, en los que estaban internados con el virus.

También es necesario el aislamiento de los casos positivos. Sin embargo, la medida de poner candados e incluso mantener cerradas las ventanas es al menos controvertida. Tanto, que el centro en cuestión, una clínica en Lomas de Zamora, evitó hacer declaraciones. Un paciente interno por covid-19 en el Sanatorio Juncal de Temperley, envió a PERFIL fotos donde una de las ventanas del lugar está asegurada con un candado. En su relato,

El denunciante dijo que ante la insistencia, la enfermera solo pudo abrirla unos centímetros. PERFIL consultar a las autoridades de la clínica respecto a estas medidas y las fotos, pero desde el centro médico no hicieron declaraciones. Un paciente del sanatorio envió a PERFIL la imagen de las ventanas de la clínica, aseguradas con candado. Otro paciente, además, denunció en redes sociales que en la misma clínica no se respeta la higiene de los baños y que los pacientes aislados por coronavirus están “hacinados” en consultorios pequeños.

Fuente www.perfil.com .