EDICIÓN JUNIO 2020

Estimados colaboradores/as de SIE,

¡Es un gusto saludarlos nuevamente! En el contexto actual la noción del tiempo se percibe completamente diferente, siento que hace una eternidad que no escribo un editorial de Diálogo SIE, pero en realidad fue hace justamente 3 meses, cuando todo esto comenzaba…

Queremos comenzar esta edición de Diálogo SIE con un enorme y sincero ¡GRACIAS! Gracias por haber cumplido estoicamente con el rol que nos toca como servicio esencial de seguridad, a pesar de la exposición que representa para cada uno de ustedes. Gracias por haber mantenido un nivel altísimo de presentismo pese a las circunstancias adversas. Gracias por haber dado lugar a que otros compañeros puedan preservar su puesto de trabajo. Gracias por haber cuidado y defendido vuestro propio trabajo con compromiso y responsabilidad social. Gracias por la paciencia y la compresión a nuestros vigiladores/as que no pueden trabajar actualmente por estar en grupos de riesgo. Gracias por haber cumplido rigurosamente con los protocolos de SIE y de nuestros clientes. Gracias por haberse cuidado y por habernos cuidado a todos. GRACIAS.

La pandemia de Coronavirus está ciertamente lejos de haber terminado, de hecho, al menos en el AMBA, nos acercamos a la etapa más delicada. Esto no quiere decir que debamos tener miedo ni preocuparnos más, pero definitivamente no debemos relajarnos. Tenemos que seguir como hasta ahora, cuidándonos nosotros y cuidando a los que nos rodean: clientes, compañeros de trabajo y familia.

A esta altura todos tenemos muy en claro cuales son las medidas de prevención más importantes: distanciamiento social, tapabocas e higiene permanente de las manos. De todos modos, bienvenido sea un repaso de los aspectos más importantes del manual de procedimientos Covid-19 que el equipo de Recursos Humanos preparó para nosotros en estas páginas.

Por otro lado, como seguramente han notado, nos hemos esforzado por cuidar todos los aspectos que hacen a nuestra gente. Hemos desarrollado protocolos muy detallados y completos para lidiar con todas las situaciones que podrían ocurrir en el marco de la pandemia, hemos provisto a nuestro personal de elementos de protección (¡hasta un barbijo SIE personalizado!) y, más que nunca, nos hemos asegurado que los haberes estén disponibles en tiempo y en forma; inclusive en estos días ya deberían estar recibiendo el SAC completo – lo cual no muchas empresas han podido afrontar, lamentablemente.

El mundo entero está hablando de ciertos cambios que muy probablemente ocurrirán en la forma en que las personas viven, trabajan, se trasladan, compran y se relacionan en general. Hemos estado estudiando mucho este proceso de adaptación y hemos preparado una nota especialmente para ustedes con las implicancias que estos cambios tendrán en nuestra actividad de seguridad privada. Al leerla, verán que somos optimistas con respecto al futuro de nuestro sector, en el corto y mediano plazo.

En la misma línea, pero con una mirada mucho más amplia aún, justamente en la sección “Ampliando la mirada”, incluimos una nota del notable economista y premio nobel de la paz Muhammad Yunus, en la que nos plantea la oportunidad que esta crisis nos trae para rediseñar el mundo, evitando volver a los errores que nos trajeron hasta aquí. 

Volviendo a SIE, aún en este contexto desfavorable, nuevas empresas y edificios de primer nivel se han acercado y han confiado en nuestra capacidad y calidad de servicios. Y no tenemos dudas de que con el gradual retorno a las actividades estaremos anunciando muchos otros nuevos clientes.

¡Sigamos siendo optimistas! A pesar de que hay muchas cosas fuera de nuestro control, si seguimos trabajando como hasta ahora es imposible que no salgamos fortalecidos de esta situación. Como digo siempre, somos un gran equipo y estamos juntos en esto, aunque físicamente estemos lejos. Dicen los que saben que las dos características más importantes que poseen las empresas que resurgen de las crisis son: Velocidad y disciplina. Y yo creo, humildemente, que tenemos 10 puntos en ambas cosas.

Cerramos este editorial pidiendo una vez más a todos nuestros colaboradores seguir rigurosamente las medidas preventivas que les hemos transmitido y, ante cualquier inquietud, no duden en comunicarse con su Supervisor, Base de Operaciones y/o con el sector de Recursos Humanos.

¡Un cordial saludo a todos!