bannerprevenir2

El 80% de los niños viajan, en los autos, de forma insegura

“Hoy cuatro de cada cinco niños no son trasladados en forma segura en los automóviles. Esto implica que viajan sin sistemas de retención infantil que los protejan, como son los elementos denominados ‘huevitos’, butacas o boosters. La cifra pone en evidencia la falta de difusión y control que existe en este sentido y la necesidad de tomar medidas en forma urgente”, señala Pablo Azorin, jefe de Seguridad Vial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para Latinoamérica.

Y esta afirmación puede corroborarse con la investigación reciente realizada por la FIA y Safe Kids, la cual reveló que el 80% de niños viajan sin utilizar sistemas de seguridad adecuados, aumentando los riesgos de lesiones o muerte en casos de maniobras bruscas o colisiones. Además el estudio observó que el 12% de los niños se encontraba en el asiento delantero y un 37% viajaba sin el cinturón de seguridad. “Cabe recordar que en una colisión a 60 kilómetros por hora la violencia del impacto equivale a caer desde una altura de 14 metros”, agrega el ejecutivo.

Las contradicciones de los padres

Alberto Silveira, presidente de la asociación civil Luchemos por la vida, coincide con esta investigación. “Refleja resultados muy parecidos al estudio que hicimos hace cuatro años sobre este mismo tema. Además, nuestra investigación incluía una encuesta a padres previamente observados. Fue interesante analizar la contradicción que reflejó. Es que la mayoría de los padres (84%) nos dijo que usaba sistemas de seguridad infantiles pero minutos antes los habíamos observado y comprobamos que menos del 20% de ellos los utilizaba. Además del hecho gravísimo de no usarlos, nos encontramos con la contradicción entre lo que manifestaban y hacían. Es decir, la mayoría de los padres conoce que existen estos sistemas de seguridad infantiles pero no los usan y, lo que es peor, dicen que los usan”, asegura el presidente de Luchemos por la vida.

Otro dato significativo de la investigación de la FIA es que de 2436 niños observados sólo 1.058 llevaban colocado el cinturón de seguridad, pero al no utilizar un sistema de retención infantil acorde a su peso y altura, también estaban expuestos a posibles lesiones en órganos internos. “La seguridad de los niños es una responsabilidad de los adultos y para cada edad y peso hay una clase de silla homologada que los resguarda en caso de siniestros”, explica Axel dell Olio, representante de Safe Kids Argentina.

“Debemos comprometer a toda la sociedad para generar conciencia. Desde las autoridades gubernamentales para legislar e impulsar controles, hasta agentes de tránsito, policías, docentes, pediatras y padres para trabajar en la modificación de estos hábitos. Es necesario promover el uso de sistemas de retención infantil homologados, como elemento fundamental de seguridad pasiva para transportar a niños menores de 12 años o de menos de 1,50 metros de altura”, enfatizó Azorín.

Frente a la práctica que suelen adoptar muchos padres, de sostener a dos niños en un mismo cinturón de seguridad, porque no cuentan con las plazas suficientes en su auto, el presidente de Luchemos por la vida es contundente: “Es peor, porque en caso que se produzca un choque los dos niños se pueden matar entre ellos. Si un ocupante va suelto dentro del auto el riesgo es muy grande incluso para los que tienen cinturón, porque puede morirse y matar al resto. Además, si chocan dos cabezas, ambas personas mueren”.

¿Por qué se agrava la situación?

Según datos de Luchemos por la vida, en nuestro país mueren, por año, aproximadamente 7400 personas y se calcula que el 5% de ellos, es decir 370, son niños menores del 9 años.

Entre los problemas que se agravan la asociación civil destaca que se multiplican los muertos en motocicleta o ciclomotor en todo el país. “En muchos de los casos, por no usar el casco, lo que pese a su obligatoriedad no se controla ni sanciona en la mayoría de las ciudades y pueblos del interior, ni en los alrededores de Buenos Aires”, asegura el presidente de la institución. Asimismo Luchemos por la vida revela que desde 2007 a la fecha se ha duplicado el uso de los celulares por parte de los conductores, y triplicado entre los peatones. “Y otro punto importante es que se promociona el uso masivo de la bicicleta en muchas ciudades, sin que se controle el cumplimiento de las normas de seguridad para los ciclistas, y sin proveerse una infraestructura adecuada de seguridad”, sostienen desde esta asociación.

Antes de concluir Silveira aprovechó para destacar: “Pese a que las Naciones Unidas declararon los años 2011-2020 como el ‘Decenio de acción para la Seguridad Vial y los países integrantes, entre los que se encuentra el nuestro, se comprometieron a concretar acciones que conduzcan a disminuir los muertos en el tránsito un 50%, todavía, en Argentina, no se aprecian avances sustentables que acarreen una disminución significativa del número de muertos y heridos. El problema fundamental por lo cual no disminuyen es la falta de control y sanción por parte de las autoridades”.

Disminución internacional de muertos en accidentes de tránsito

* Las cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Fuente: La Nación