bannerprevenir2

El dron ya no es un juguete: sirve para detectar robos y prevenir desastres naturales

El uso del dron, ese pequeño robot volador que adopta decisiones básicas, crece a un ritmo vertiginoso en varios países, entre ellos México, donde el aparato está destinado a la seguridad privada y para desastres naturales.

Los drones, técnicamente llamados Vehículos Aéreos no Tripulados (VANT), son utilizados en los trabajos de reconocimiento y detección de “ladrones” de una instalación privada o pública, según los informes de la agencia ANSA.

Pero también los vuelos no tripulados son muy útiles para combatir sismos, inundaciones e incendios, o desastres causados ​​por el hombre, señalan expertos.

De todos modos, los especialistas advierten que los drones no tienen la única opción para ser usados ​​en tareas de prevención.
Incluso han sido muy útiles en las tareas de vigilancia junto con los guardias intramuros y las cámaras de video, recibieron la Asociación Mexicana de Empresa de Seguridad Privada (AMESP).
“Un dron es una complemento y no una posibilidad única”, dijo el director general de la firma G4S, una compañía asociada a la AMESP, Nicolás Angescheidt.

México está buscando el mejor mercado para los fines no tripulados en América latina, según los expertos.
La firma china DJI, que ya controla el 85% de este tipo de artefactos para la aplicación civil, cuenta con dos sucursales en la capital del país y se prepara para expandirse a otras zonas.

El director de DJI en América latina, Manuel Martínez, así como Mario González, representante de Heliboss, la última visita a la revista Forbes México que los drones ya no son vistos como meros juguetes.
“Se trata de un robot que puede tomar decisiones básicas, ya pesar de que hay otros modelos inferiores, la gente se ha dado cuenta de que hay cosas que se solucionan”, afirmó Martínez.

En Europa, por su parte, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) recomendó a la Unión Europea (UE) el envío de una autorización previa para los drones de más de 25 kilogramos, informó la agencia EFE.

Con esta medida, la EASA busca garantizar la seguridad y la privacidad a la hora de determinar las zonas de vuelo permitidas.

El director ejecutivo de esta agencia, Patrick Ky, afirmó que la nueva regulación es un paso adelante que “permite la libre circulación de drones, así como las reglas de juego uniformes dentro de la UE”.

En un informe, EASA dijo que los usuarios de drones tenían una autorización previa para los vuelos de 25 kilogramos, más de 120 metros de altura o más vayan más allá del ángulo de visión de la persona a cargo de controlarlo.

Este documento comenzó a discutirse en Bruselas, pero EASA advirtió que no estaba previsto que la Comisión Europea evaluara las propuestas de reglamentación hasta antes de fin de año.
China es otro de los lugares del mundo donde los drones están destinados a ocupar un lugar preferencial en la vida cotidiana.
Por este motivo, las autoridades chinas están construyendo en el sur del país una base -de unos 750 kilómetros cuadrados- para desarrollar y probar drones marinos o barcos no tripulados, informó el diario South China Morning Post.

La base se levanta en la ciudad de Zhuhai, en el delta del río Perla, y se cree que es la mayor del mundo, informó la agencia oficial china Xinhua.

El diario educativo dijo que el anuncio de la construcción de la nueva base se actualizó en los días militares que confirma la primera misión de un vehículo marino militar no tripulado.
Se trata de un buque de 6,8 metros de eslora que patrulló el embalse de Songmushan, otra ciudad del delta del río Perla.
La base se construirá junto a las costas del Mar de China Meridional, donde Beijing recuperará soberanía sobre un 90 por ciento de sus aguas.
Sin embargo, la zona es reclamada por otros países de la región como Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia o Brunei.

Fuente: www.diarionorte.com