bannerprevenir2

Otro ataque en Francia: toman rehenes en una iglesia y degollan al cura

Alerta por terrorismo. Ingresaron con cuchillos a un templo de Saint Etienne du Rouvray, en Normandía, y mantuvieron cautivas a cinco personas. Luego fueron abatidos por la Policía.

Francia vivió hoy una nueva jornada de máxima tensión cuando dos hombres armados con cuchillos que dijeron actuar en nombre del ISIS, que luego fueron abatidos por la policía, ingresaron a una iglesia de Saint Etienne du Rouvray, cerca de Rouen, en Normandía, tomaron de rehenes a cinco personas durante la misa de la mañana y mataron al sacerdote del lugar. Un segundo rehén se hallaba en estado crítico, indicó el ministerio del Interior.

El cura de la iglesia fue degollado y otra mujer que había sido tomada de rehén quedó gravemente herida.

La alarma fue dada por una monja, otras dos fueron tomadas de rehén, que logró escapar en el momento del ataque, cuando según los testimonios los hombres ingresaron al templo al grito de “Allah Akbar” (“Alá es grande”) y “Daesh”, el acrónimo en árabe para identificar al ISIS.

La toma de rehenes fue abortada por la policía francesa, que abatió a ambos atacantes, informaron los medios locales.

En un primer momento la prensa habló de “desequilibrados”, pero al pasar las horas y con las evidencias todo indica que se trataría de un nuevo ataque ligado el terrorismo islámico. Según la versión oficial, las fuerzas especiales ingresaron a la iglesia “neutralizando” a los dos hombres. Los investigadores se encuentran ahora abocados a esclarecer el ataque, refirió la cadena I-Télé

El lugar de los hechos. / Google Maps

El lugar de los hechos. / Google Maps

El presidente Francois Hollande y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, viajaron al lugar de los hechos. El mandatario calificó de “innoble” lo ocurrido.

“Estamos una vez más frente a una prueba, la amenaza es muy elevada”, dijo Hollande al llegar a Rouen. “Quise venir aquí para expresar nuestro dolor y apoyo también a las fuerzas de seguridad, que evitaron un resultado peor”, agregó.

Esta toma de rehenes se produce en un contexto de alta tensión en Francia, doce días después de un atentado en Niza que dejó 84 muertos.

Fuente: Clarín