SEGURIDAD AÉREA

El avance de nuevas tecnologías y el establecimiento de una normativa regulatoria, establecen nuevos escenarios operativos que sin duda están facilitando la implantación de sistemas de drones en tareas cotidianas en diferentes sectores y de forma especial en el sector de la seguridad y la vigilancia.

Los drones constituyen una herramienta muy ágil que, en caso de una amenaza, permiten visualizar el entorno rápidamente y obtener datos a distancia en tiempo real.

Ese análisis casi inmediato que podemos realizar desde una perspectiva aérea sin poner en riesgo al personal de seguridad, facilita poder dar una respuesta más efectiva y rápida ante una crisis.

En el ámbito de la seguridad activa, los drones permiten un ahorro considerable de recursos a la hora de realizar tareas como rondas de vigilancia perimetral, visualización de zonas comprometidas, identificación de amenazas, especialmente en objetivos de gran expansión de terreno o lugares con dificultad de acceso por tierra.

De acuerdo a la misión que se les asigne, pueden ser equipados con distintos dispositivos de observación, como cámaras infrarrojas, cámaras térmicas y otros sensores, que hacen de esta plataforma una herramienta por demás eficiente.