bannerprevenir2

Una entrega controlada, un caballo de juguete y US$ 2 millones en drogas sintéticas

Por un alerta de Bélgica, interceptaron un envío de metanfetaminas. En los allanamientos hallaron, además, 40 kilos de ketamina.

El martes 4 de junio, un caballo de juguete llegó al aeropuerto de Ezeiza desde Bélgica, vía España, en el vuelo de Iberia 6845. El envío, despachado a través de la empresa postal DHL, era seguido por su destinataria vía Internet, pero también por una comisión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

La razón de tanto interés: apenas unos días antes, las autoridades de Bélgica habían avisado a las de Argentina sobre la interceptación en ese país de una encomienda con 2.226 gramos de metanfetamina que tenía como destino Buenos Aires.

Y entre ambas decidieron hacer una entrega controlada de la droga, dejando que el caballo siguiera su recorrido.

Como suele ocurrir en estos casos, la droga fue reemplazada casi en su totalidad de manera que los narcos no advirtieran ningún cambio o retraso en sus planes. En este caso, los belgas colocaron sal y dejaron solo 10 gramos de metanfetamina como muestra para que fuera secuestrada aquí.

Como suele ocurrir en estos casos, la droga fue reemplazada casi en su totalidad de manera que los narcos no advirtieran ningún cambio o retraso en sus planes. En este caso, los belgas colocaron sal y dejaron solo 10 gramos de metanfetamina como muestra para que fuera secuestrada aquí.

El operativo de recepción y captura se coordinó a través del Programa de Cooperación Policial Internacional en Aeropuertos (Intercops) y fue supervisado por la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky y la fiscal María Ruiz Morales.

"La cantidad de metanfetamina secuestrada equivale a 80.000 pastillas de 120 mg. de MDMA (éxtasis). De ketamina son más de 200.000 dosis", explica un especialista.

“La cantidad de metanfetamina secuestrada equivale a 80.000 pastillas de 120 mg. de MDMA (éxtasis). De ketamina son más de 200.000 dosis”, explica un especialista.

Siguiendo al caballito de peluche no sólo se llegó a la detención del destinatario de la encomienda, una mujer boliviana de 30 años, sino que además se allanó un departamento del barrio porteño de Liniers donde cayeron cinco personas más (entre ellas tres hombres de nacionalidad china).

En ese departamento se secuestró una importante cantidad de ketamina (48 kilos de polvo distribuidos en 24 paquetes). La “keta” es un anestésico para humanos y también de uso veterinario que suele ser consumido por su efecto alucinógeno. Se puede esnifar, tragar, fumar o inyectar en sus distintas formas. Muchos consumidores la mezclan con otras drogas. Y en general se secuestra ya diluida.

En cuanto a la metanfetamina, aunque aquí llegaron solo los 10 gramos de muestra que mandó la Policía belga, el envío original era de más de dos kilos, circunstancia llamativa dado que hasta hace pocos años esa droga no era de consumo habitual en la Argentina.

Los controles se hicieron en Bélgica y en Argentina, para no llamar la atención del receptor de la droga.

Los controles se hicieron en Bélgica y en Argentina, para no llamar la atención del receptor de la droga.

“El crecimiento del consumo de metanfetamina en nuestro país es algo que ya venimos observando. Pero no hay que olvidar que es la base del éxtasis, una de las drogas mas usadas. Este caso puede denotar la existencia de cocinas caseras”, explicó a Clarín Carlos Damin, jefe de la catedra de Toxicología de la Facultad de Medicina de la UBA. El especialista calificó el consumo de ketamina como “más errático”.

“La cantidad de metanfetamina secuestrada equivale a 80.000 pastillas de 120 mg. de MDMA (éxtasis). De ketamina son más de 200.000 dosis“, explicó a Clarín Martín Verrier, subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico del Ministerio de Justicia de la Nación, quien detalló que aún faltan los resultados de laboratorio para determinar el grado de pureza de la ketamina.

En términos de dinero, según Verrier, la ketamina puesta en el marcado “valdría cerca de un millón de dólares y 40.000.000 de pesos la metanfetamina, si se calcula al menudeo en pastillas con 120 mg. de principio activo”.

Con seis detenidos (todos se negaron a declarar), lo que ahora resta es determinar cuál iba a ser el destino de la droga. Y una de las hipótesis es que Argentina solo fuera una escala más en el viaje.

Las autoridades de Argentina y Bélgica coordinaron una entrega controlada de una encomienda con drogas en su interior.

Las autoridades de Argentina y Bélgica coordinaron una entrega controlada de una encomienda con drogas en su interior.

Una punta pueden ser los ciudadanos chinos, ya que acá fueron detenidos tres y en el remitente figura un cuarto. Por lo pronto, la PSA determinó que uno de ellos había sido expulsado del país en 2017 (con prohibición de volver en cinco años) en el marco de una causa por trata de personas. 

Fuente: Clarin